Feminismos Sin Mordazas

1. GENERAL O EL POR QUÉ DE LA PESTAÑA

maria-maria-acha-kutscher-protesta-contra-la-represion-policial-ante-el-congreso-de-los
Uno de los objetivos de esta pestaña del blog es tratar de entender cómo se conectan las lógicas de represión que el neoliberalismo despliega con el patriarcado y la desigualdad de género- o la misma existencia del género-. Además, diferentes momentos de represión a acciones feministas nos sirven para ilustrar los mecanismos a través de las que los estados, cada vez más autoritarios, restringen el derecho a la protesta, restringiendo así el espacio para lo político.

Los feminismos siempre han cuestionado los límites de lo político. Creen que el género estructura los marcos políticos y económicos de gobierno. Que debe ser interrogado para comprender las lógicas entrelazadas por las cuales las personas se convierten en objeto de disciplinamiento, control y regulación. Isabelle Bakker y Stephen Gill sugieren que “el paso de la ciudadanía social a la ciudadanía neoliberal implica cambios fundamentales en las relaciones de poder, producción y reproducción”. Los feminismos actuales se preguntan sobre la manera en que estos cambios –los cambios del nuevo mundo- afectan a las oposiciones tradicionales que vertebran la estructura de dominación masculina. En su libro “La dominación masculina”, Pierre Bourdieu argumenta que hay una estructura de dominación masculina que permanece “en y a través de los cambios” de las posiciones relativas. La incorporación de algunas mujeres en instancias de decisión política y económica no dice nada acerca de la subversión de la división producción/reproducción y femenino/masculino . Muchos feminismos contemporáneos tratan de denunciar que el género es una práctica clave de administración, gestión, disciplinamiento, y separación de los cuerpos en la era del estado punitivo y el mercado neoliberal. Ponen el foco en el género como elemento central de los mecanismos que regulan los modos de pensar y relacionarse en sociedad. En el momento actual, los relatos capitalistas y los relatos machistas se entrelazan para noquear los cuerpos y conciencias de las mujeres y de los cuerpos “otros”.

Dice Joan Scott que el género es un elemento primordial/primitivo del poder social . El lenguaje que construye la represión, como el lenguaje que construye la violencia, está genderizado. Son lenguajes mutuamente constituyentes. Las dinámicas de dominio social necesitan prácticas de masculinidad hegemónica -es decir; necesitan construir unas determinadas subjetividades en base al género- para performarse. Al mismo tiempo, es la existencia de dinámicas de violencia lo que produce la construcción de masculinidades hegemónicas en contraposición a las masculinidades subyugadas y las subjetividades feminizadas. El orden del género está imbricado en la violencia por la que dividimos entre vidas merecedoras de poder y vidas merecedoras de desposesión. ¿Podría haber represión sin masculinidades hegemónicas? Como nos recuerda Catia Confortini , cualquier práctica que se preocupe por los mecanismos violentos de la represión debe comprometerse con la deconstrucción de los discursos, ideologías y metáforas de género que están en la base tanto de la construcción de las instancias de violencia -industria militar, estado, familia heteronormativa, leyes autoritarias, mercado de trabajo capitalista- como de subjetividades violentas.

Siguiendo el análisis de Sharoni , la década de 1990 estuvo marcada por un tipo de masculinidad hegemónica concorde a las tendencias políticas y económicas dominantes de la globalización . Esta masculinidad hegemónica era menos militarizada, estaba representada por hombres vestidos de civil: ejecutivos de empresas, banqueros de fondos de inversión y hombres de negocios internacionales . A raíz del 9/11, sin embargo, vuelven a aparecer fuertes hombres de uniforme coincidiendo con la “re-masculinización de América”, esto es; de Europa, de la democracia liberal. ¿Cuánto poder se necesita para mantener el sistema político internacional en su forma presente? ¿Cuánto poder se necesita para mantener el orden neoliberal en su forma presente?

Los feminismos se articulan históricamente para cuestionar los fundamentos patriarcales de las sociedades ensanchando los límites –de lo humano, lo ciudadano, lo político, lo económico, lo securitario- sobre los que se construye lo que merece ser cuidado en común. En el siglo XVIII, Olympe de Gougues desafiaba la exclusión de la mujeres del concepto de igualdad natural de los humanos que articulaba la Declaración Universal de Derechos del Hombre y del Ciudadano aprobada por la Asamblea Nacional Constituyente francesa en 1789 ; en el siglo XIX Elizabeth Candy Stanton y muchas otras se organizan formalmente para conseguir la ciudadanía liberal/sufragio femenino; en el siglo XX las feministas radicales politizan lo privado y lo sexual; las feministas de color desvelan con lo económico se organiza globalmente a partir de jerarquías racializadas; las marxistas iluminan lo reproductivo como lugar central de la acumulación capitalista; y las teóricas de las relaciones internacionales denuncian que el concepto de seguridad se construye sobre la base de la dicotomía público/privado y mujer protegida/hombre protector. El contrato social y los estados modernos se fundan sobre la exclusión de las voces y cuerpos de las mujeres. Si como dice Aradau, la “securitización creada en torno al concepto de ciudadanía somete a los miembros de la comunidad política” y especialmente a los excluidos desde el principio, será conveniente tratar de comprender la violencia diferencial que los actuales procesos securitarios/represivos producen sobre los cuerpos de las mujeres/ cuerpos feminizados que han habitado, desde su fundación, en los límites de la comunidad política moderna.

(Mato, M., “Apuntes para pensar el género como elemento constitutivo de la represión” en Defender A Quien Defiende. Leyes Mordaza y criminalización de la protesta en el estado español)

(Parte de este análisis deriva del capítulo que nuestra compañera Marta Mato escribió para un libro colectivo contra la criminalización de los movimientos sociales y sus acciones de protesta. El libro está coordinado por Defender A Quien Defiende, coalición contra la represión que incluye grupos y organizaciones antirepresivas de diferentes partes del estado. En el actual contexto de criminalización y represión de la protesta social y del aumento de las violaciones de derechos humanos en forma de abusos, malos tratos y tortura por parte de los cuerpos y fuerzas de seguridad pública, nos hemos organizado para crear conjuntamente un sistema de alerta y respuesta temprana ante los casos de violaciones de derechos humanos en España. Un sistema basado en apoyar y reforzar las acciones y la coordinación de las personas que ya están trabajando contra los abusos, para incidir política, social y jurídicamente en la protección efectiva de los derechos. ()

MATERIALES PARA LA REFLEXIÓN
-Mato, M., “Apuntes para pensar el género como elemento constitutivo de la represión” en Defender A Quien Defiende. Leyes Mordaza y criminalización de la protesta en el estado español.
http://icariaeditorial.com/pdf_libros/defender%20a%20quien%20defiende.pdf
-Francés Lecumberri, P., “El castigo patriarcal no protege a las mujeres” en Periódico Diagonal.
http://kaosenlared.net/el-castigo-patriarcal-no-protege-a-las-mujeres/
-Restrepo Rodríguez, D. y Francés Lecumberri, P., “Rasgos comunes entre el poder patriarcal y el poder punitivo” en Rev. Colombiana, soc.39 (1), pp.21-46.
https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5411318

2. LA MIRADA SOBRE LOS CASOS

Los casos presentados abajo, lejos de pretender el detalle técnico jurídico, representan ejemplos de las maneras y los momentos a través de las que el poder político reprime a los movimientos feministas. Elegimos, en esta parte, los movimientos feministas, por su emergencia como movimiento clave de lucha en la calle y en la construcción de significados alternativos sobre cómo organizar la vida común; en contraposición a la construcción neoliberal, punitiva y patriarcal de las relaciones entre personas. Como sostienen desde Calala-Fondo de Mujeres , “la respuesta a la ofensiva institucional para perpetrar la contrarreforma del aborto ha puesto al movimiento feminista en el foco de la criminalización y represión policial, judicial e institucional que afecta al resto de movimientos sociales, algo que no se producía desde la transición” . Los movimientos feministas han venido sufriendo en los últimos tiempos procesos simultáneos y constantes de represión de baja y alta intensidad: criminalización mediática, multas, detenciones, violencia policial e institucional, procesos judiciales y administrativos. Está represión se produce en un marco de repunte de la violencia simbólica, material e institucional hacia las mujeres y los cuerpos feminizados. Un proceso que las feministas se han encargado de señalar con conceptos como los de “neomachismo”, “reacción patriarcal” o “remasculinización” del estado/nación/poder político. Una mirada que señala la reordenación patriarcal de las relaciones de género en la era del neoliberalismo punitivo. Hace falta, creemos, la pregunta por la conexión entre el estado neoliberal punitivo y el estado patriarcal para entender las lógicas entrelazadas de represión que el estado despliega, así como la violencia diferencial ejercida en relación a los cuerpos de mujeres activistas.

(Si no aparece la presentación automáticamente, pincha aquí)

https://prezi.com/embed/_0lof62wruvi/?bgcolor=ffffff&lock_to_path=1&autoplay=0&autohide_ctrls=0&landing_data=bHVZZmNaNDBIWnNjdEVENDRhZDFNZGNIUE1iODZFbDVnKy8ybVlYUENCdGNEYzJUZG5TWm91TGJ4eDZjUVlwWUthaz0&landing_sign=H6kgPxYQjY-TEUQZvzIROuBv1zkOle9aCgX9ygtajeM

3. LA REPRESIÓN/RESISTENCIA DESDE LOS FEMINISMOS EN LOS MEDIOS

indignadas1

COÑO INSUMISO
http://okdiario.com/espana/unas-feminazis-del-15m-defendian-vestidas-de-etarras-la-procesion-del-cono-insumiso-80382#
https://www.diagonalperiodico.net/movimientos/29592-juicio-al-santisimo-cono-sevilla.html
http://politica.elpais.com/politica/2016/02/04/actualidad/1454587175_950999.html
http://kuentoschinos.blogia.com/2015/092201-la-procesion-del-santisimo-cono-insumiso.php
http://elcorreoweb.es/sevilla/el-pleno-apoya-a-las-imputadas-por-la-procesion-de-la-vagina-CM1428613
http://www.hazteoir.org/laicismo/alerta/89940-ayuntamiento-sevilla-promueve-una-procesion-blasfema-semana-santa
http://www.infolibre.es/noticias/andalucia/2016/02/26/rechazada_mocion_laica_tenso_debate_con_acusaciones_cruzadas_quot_provocacion_quot_quot_paranoia_quot_45605_1721.html
http://www.infolibre.es/noticias/comunidades/andalucia/2016/06/08/el_juez_archiva_caso_del_cono_insumiso_50957_1721.html
http://www.europapress.es/andalucia/malaga-00356/noticia-audiencia-malaga-acuerda-siga-causa-procesion-vagina-plastico-20161020152017.html

CONCENTRACIÓN FEMINICIDIO EN BARCELONA
http://kaosenlared.net/comunicado-denunciando-la-represion-en-la-concentracion-contra-feminicidios-en-barcelona/
FEMINISTES ENCAUSADES
https://feministesencausades.wordpress.com/
RITA MAESTRE Y CAPILLA UCM
http://www.eldiario.es/zonacritica/Tetas_6_496310377.html
ESCRACHE CONTRA LA HOMFOBIA
http://www.eldiario.es/sociedad/Piden-homofobia-Universidad-Santiago-Compostela_0_487501800.html
ADA COLAU/DOLORS MIQUEL
http://www.publico.es/politica/abogados-cristianos-denuncian-fiscalia-ada.html
ASOCIACIÓN Ve LA LUZ
http://www.asociacionvelaluz.es/_noticias/2014/08/07/esperpntica-detencin-de-gloria-vzquez-de-la-asociacin-velaluz-contra-la-violencia-machista
http://elprogreso.galiciae.com/noticia/202437/la-presidenta-de-la-asociacion-ve-la-luz-sopesa-denunciar-abuso-de-poder
http://www.europapress.es/galicia/noticia-presidenta-ve-luz-ve-abuso-poder-detencion-anuncia-estudiara-medidas-legales-20140430130057.html
FEMEN
http://www.levante-emv.com/espana/2016/05/30/femen-ira-primera-vez-juicio/1425216.html
LAURA BUGHALO
https://www.diagonalperiodico.net/libertades/30599-laura-bugalho-y-la-fiscalia-llegan-acuerdo-para-la-activista-no-vaya-prision.html
UNIVERSIDAD SANTIAGO DE COMPOSTELA
http://www.20minutos.es/noticia/2701744/0/protesta-sujetador-feminista/universidad-santiago-compostela/usc-profesor-escote/
http://tribunafeminista.org/2016/09/machismo-cum-laude/
http://www.eldiario.es/galicia/Estudiantes-Universidad-Santiago-protestan-ensenando_0_495900687.html
https://martanauta.wordpress.com/2016/10/03/machismo-en-la-universidad-estapasando/
LA ENREDADERA DE TETUÁN
https://www.cabezasdetormenta.org/
http://laenredaderadetetuan.blogspot.com.es/
CASO BERSHKA
http://caudellunestgn.blogspot.com.es/p/justicia-cas-bershka.html

4. “FEMINISMOS SIN MORDAZAS”
CRÓNICA DE LAS JORNADAS

fem
El 19 de Mayo en Granada, en el CSOA La Redonda, se celebró la segunda sesión de las jornadas “Feminismo sin Mordazas”, organizadas por Stop Represión-Granada, en colaboración con Defender A Quien Defiende. El objetivo de la propuesta era doble: por un lado, generar pensamiento colectivo sobre los mecanismos represivos actuales desde la práctica feminista; por el otro, visibilizar la criminalización específica de los movimientos feministas. En esta ocasión, se había organizado una mesa redonda llamada “Pensando la represión desde los feminismos”, en la que participaron 6 activistas feministas invitadas: Marta, de Defender a quien Defiende y Stop Represión Granada, María, de Calala-Fondo de Mujeres, Ana, de la Asamblea Feminista Unitaria, Pastora, del grupo de juristas 17 de Marzo, y Antonia y Rocío, represaliadas por la procesión del Coño Insumiso de Sevilla. Éstas abordaron el tema desde diferentes ángulos, ofreciéndonos una visión caleidoscópica muy estimulante.

En primer lugar, Marta nos presentó la plataforma Defender a quien Defiende, que busca articular una conexión entre juristas, activistas y periodistas. Aunque es una plataforma estatal, son los grupos locales quiénes tienen que ir dotándola de contenido. El libro “Defender A Quien Defiende. Leyes Mordazas y criminalización de la protesta en el estado español” es una investigación colectiva que está en el origen de la plataforma y que ha sido publicado por Icaria Editorial. Ofrece varias miradas sobre la represión, y dibuja una urgencia política: pensar la represión desde el género.

A continuación Marta nos propuso algunas hipótesis teóricas dirigidas a comprender la conexión entre género y represión. Subrayó la relación entre el discurso de la seguridad y el discurso de la familia. Ambos despolitizan aquello sobre lo que recaen, y crean la dicotomía protector/protegido para justificar mecanismos de dominación y control. El discurso de la seguridad requiere masculinidades dominantes, violentas y militarizadas, y a la vez, las produce. Con el auge de este discurso, asistimos a la aprobación de leyes represivas en general, y paralelamente de leyes represivas específicas contra los derechos de las mujeres, como el anteproyecto de reforma de la ley del aborto de Gallardón, el proyecto de Ley Custodia Compartida, o la reforma de la ley de Reproducción Asistida. Este paralelismo no es casual. Nos encontramos con una constelación legislativa que pretende la construcción de unas relaciones de género concretas (la vuelta de las mujeres al hogar, en sentido metáforico y literal); esto es, una imagen concreta del ser mujer y hombre (dominadores, militarizados, que encuentran en la fuerza y la violencia un lugar de identificación y pertenencia), una forma determinada de sociedad. Y es más, esta dinámica no sólo está presente en lo legislativo, sino también en los discursos judiciales, de los medios de comunicación o de la Iglesia. Esto es así porque se necesita acentuar la desigualdad de género para mantener el poder presente del orden neoliberal.

Hay un vínculo, una asociación, entre la violencia represiva del Estado en las calles, y la violencia machista en las casas. La violencia en las casas posibilita la represión en las calles. De hecho, no es casual que la primera asociación entre la inquisición (iglesia, represión en espacio privado) y el poder punitivo del Estado (represión en el espacio público), tuviese como objetivo disciplinar a las mujeres (con la caza de brujas). En este contexto, los cuerpos de las mujeres activistas molestan al orden público en un triple sentido: son cuerpos que molestan porque protestan contra los límites políticos establecido; por otro, molestan al producir una ruptura simbólica de la dicotomía protector/protegida que está en la base de la fuerza autoritaria de los estados; y en un tercer sentido, porque los feminismos practican la revuelta de la raíz del sistema al hacer sentido político desde lugares tradicionalmente subordinados: el arte, lo lúdico, el cuerpo, la sexualidad, la parodia.

Entender que exclusión de lo femenino en lo privado es la base del poder de lo masculino en el espacio público nos acerca a una mejor comprensión del funcionamiento de la represión del estado, a la vez que nos ayuda a tejer herramientas para combatir la violencia específica hacia los activismos feministas. El lenguaje de la represión está atacando de una forma específica a los feminismos y a la vez está construyendo/ampliando la jerarquía de género.

A continuación, empezamos a compartir experiencias prácticas de activismos de mujeres combatiendo la violencia de género y la represión política. María nos explicó el trabajo que realizan en la Fundación Calala-Fondo de Mujeres. Esta fundación, nacida en 2009, tiene por objeto apoyar al movimiento feminista, buscando recursos económicos para financiar diversos colectivos y proyectos. Desde su creación, Calala ha tenido una especial vinculación con Centroamérica, donde apoya la lucha por los derechos sexuales y reproductivos y las luchas por los derechos humanos en general. María nos explicó que la represión que sufren las mujeres activistas en Centroamérica es diferente, por el hecho de ser mujeres, y que esto normalmente no es tenido en cuenta. Por un lado, además de la represión que sufren sus compañeros varones, padecen violencia física en forma de violaciones y agresiones sexuales. Por otro lado, sufren a menudo el rechazo de su comunidad, por haber subvertido su rol tradicional, motivo por el cual en ocasiones también son maltratadas por sus parejas.

En 2014, con la ley Gallardón, desde Calala ven la necesidad de empezar a colaborar con proyectos feministas en el Estado Español. Después de hacer un mapeo, contactan con diversas organizaciones para ver cuáles son sus necesidades y proporcionarles recursos. Desde la fundación han observado que en el Estado Español se está intensificando la represión contra el movimiento feminista. Esto puede apreciarse desde la gran movilización contra la ley Gallardón del 7 de febrero de 2014, en la que se produjeron cargas de la policía, algo inédito en movilizaciones feministas. También se han dado casos escandalosos como que la policía efectuase identificaciones en concentraciones contra la violencia machista. Además, los activismos a favor de los derechos sexuales y reproductivos no sufren sólo represión de la policía, sino que tienen sus actores represivos específicos: los grupos fundamentalistas católicos. Calala financia la labor de investigación que están llevando a cabo Católicas por el Laicismo, para saber exactamente quién compone estos grupos, cómo se organizan, de dónde proviene su financiación, etc.

La siguiente intervención nos acerca a la cotidianidad del quehacer de los feminismos en la ciudad de Granada. Ana nos presentó el trabajo que está llevando a cabo la Asamblea Feminista Unitaria de Granada. Este colectivo reivindica un feminismo combativo y con presencia en la calle, que sea visible en la ciudad. Está centrado en la lucha contra la violencia machista y por los derechos sexuales y reproductivos.

Ana reflexionó sobre las formas de represión que soporta el feminismo, que son específicas y menos evidentes que otras. Por ejemplo, la policía tiene una actitud que se mueve entre el paternalismo y la ridiculización. Minusvalora las movilizaciones feministas, y se niega a considerarlas un desafío o amenaza, dando por sentado, además, que las mujeres somos siempre pacíficas. Prueba de ello es la menor presencia policial en movilizaciones feministas. Sin embargo, cuando las mujeres se salen de ese rol no violento, la represión es más dura, porque no sólo se las castiga por infringir la ley, sino por romper con su rol de mujeres. Esto se hace muy evidente con la autodefensa feminista, que está fuertemente criminalizada. Las movilizaciones feministas también sufren violencia simbólica por parte de personas que pasan por la calle: intimidaciones e insultos, que suelen tener un contenido machista específico, porque cuando tomamos el espacio público como mujeres, sufrimos una doble represión.

A continuación habló Pastora, abogada de las mujeres represaliadas por la procesión del Santísimo Coño Insumiso; mejor dicho, por una de las procesiones del Coño Insumiso que empieza a emerger como línea paradigmática de la acción política de los feminismos del sur del estado- . Pastora es una activista feminista que ejerce la abogacía desde una perspectiva crítica y transformadora. Pertenece al Grupo de Juristas 17 de Marzo, que trabaja por la defensa de los derechos humanos individuales y colectivos. Tanto su grupo como ella misma, tienen una larga trayectoria de defensa de los movimientos sociales de Andalucía.

Pastora nos propuso un análisis de la relación entre normalidad, represión y derecho penal del enemigo. Hay sujetos que no encajan en el orden vigente, y por lo tanto, su mera existencia supone un cuestionamiento de ese orden. Históricamente han ido cambiando, pero algunos ejemplos serían lxs moriscxs, lxs gitanxs, las mujeres, lxs anarquistas, lxs comunistas, las personas migrantes… Estos sujetos no son castigados por sus acciones, sino por quiénes son. Se castiga la diferencia. Y esta lógica es la que está en la base del derecho penal del enemigo, tan en boga hoy en día. Por lo tanto, para luchar contra la represión, es necesario desmontar el mecanismo homogeneizador, normalizador, del sistema. Pastora explicó cómo, desde el proyecto de ley Gallardón, el feminismo se ha convertido en uno de esos sujetos que ponen en cuestión el orden vigente, y por lo tanto la represión en su contra se ha intensificado y se ha ido afinando. Para ejemplificarlo, nos explicó cómo ha ido aumentando la represión contra las feministas Sevillanas: empezando con burorrepresión, pasando por una detención sin pruebas por unas pintadas, y finalizando con la imputación de tres personas mediante listas negras por la procesión del Coño Insumiso del primero de Mayo. Estos ejemplos, y notablemente el uso de las listas negras, muestran cómo la policía se ha centrado en conocer a las activistas feministas con el fin de reprimir más eficazmente. Afortunadamente, no sólo ha aumentado la represión, sino también las redes de solidaridad para enfrentarse a ella. Estas redes, una vez creadas, pueden servir para lanzar iniciativas propositivas, y no sólo para la autodefensa.

Posteriormente, aparecieron más voces sevillanas feministas y valientes. Antonia, una de las represaliadas por la procesión del Coño Insumiso de Sevilla, nos habló de cómo ha vivido todo el proceso, y de la importancia que ha tenido para ella la asamblea de apoyo, dándole la fuerza para enfrentarse a la situación. Desde esta experiencia, Antonia defendió el papel fundamental de la solidaridad y de los cuidados para enfrentarse a la represión.

Por su parte, Rocío, también represaliada por la procesión del Coño insumiso, se centró en explicar la evolución reciente del Movimiento Feminista en Sevilla. Parece que el 15M supuso un punto de inflexión, a pesar del rechazo inicial que suscitó en la asamblea general la creación de una comisión de feminismo. La gran actividad y relevancia del trabajo de este grupo dentro del 15M de la ciudad, logró visibilizar el feminismo dentro de los Movimientos Sociales de Sevilla. De esta comisión nace el colectivo Setas Feministas, que sigue activo y que ha ayudado a la confluencia de feminismos procedentes de diversos ámbitos y culturas políticas. A este auge del movimiento feminista sevillano ayuda, paradójicamente, el proyecto de ley Gallardón, foco de numerosas protestas y movilizaciones unitarias.

Rocío nos relató el proceso de su imputación por ofensa al sentimiento religioso. Cómo la manifestación buscaba denunciar la doble precariedad que sufrimos las mujeres, y el paso de la vagina se portaba como símbolo de nuestro cuerpo. Cómo durante la manifestación no se produjeron incidentes de ningún tipo. Cómo ella y sus dos compañeras fueron identificadas posteriormente a través de un vídeo, lo que demuestra la existencia de listas negras, y otras irregularidades que han sufrido durante el proceso, incluyendo intimidaciones de la policía.

Después de las intervenciones de las invitadas, se dio la palabra al resto de las asistentes, y se produjo un animado debate con numerosas intervenciones. No nos es posible detallarlas todas, pero sí que nos gustaría citar los temas que más atención suscitaron.

Uno de ellos fue la situación actual del movimiento feminista, que se coincidió en valorar como muy fuerte. En este sentido, se destacó la importancia que ha tenido el 15M, el relevo generacional, y el papel cada vez más relevante de las redes sociales para su difusión.

Otro tema que despertó mucho interés fue la cuestión de si las mujeres sufren más represión, o una represión diferente, por ser mujeres. Se habló de cómo la violencia policial es diferente y tiene un componente sexual muy claro cuando se ejerce contra una mujer. También se habló de si las mujeres que ocupan el espacio público para protestar, llaman más la atención por subvertir su rol, y son por lo tanto más visibles y más vulnerables. Se destacó también que la precariedad laboral es una forma de represión y control que se ceba más con las mujeres, y que las mayores cargas familiares hacen que la represión se resienta más.

También hubo numerosas intervenciones que trataron el tema de la represión al movimiento feminista. Muchas de ellas destacaron la represión que no viene por parte del Estado, sino de otros actores. En este sentido, se habló de que la violencia machista es represión, y de cómo tras una gran movilización feminista, como las del 8 de marzo, o la del 7 de noviembre, se multiplican los asesinatos. Otro actor protagonista en la represión contra el feminismo es la Iglesia Católica. Se habló de las asociaciones de abogados católicos que están llevando a cabo una ofensiva contra el feminismo, del papel activo contra los derechos de las mujeres de la Iglesia en general, y del laicismo como aliado necesario del movimiento feminista. En este sentido las derivas de represión específica hacia los feminismos vienen marcadas por estrategias concretas (utilización de determinados tipos penales y sancionadores, el accionar de grupos sociales concretos) viene condicionado por las formas específicas de protesta feminista: por ejemplo, la interpelación a la Iglesia o la ocupación de lugares religiosos.

La relación del feminismo con otros movimientos también fue comentada: el papel subalterno que han ocupando y siguen ocupando las luchas de las mujeres en el movimiento obrero, y cómo los grandes referentes de las luchas obreras son siempre hombres. Para revertir esta tendencia, se habló de poner al feminismo como ejemplo de la generalidad, como ejemplo de la represión a los movimientos sociales. También se habló de llevar el feminismo a las otras luchas y movimientos.

Por último, se destacó la importancia de los cuidados en la lucha contra la represión. Una de las finalidades de la represión es aislar a las personas, rompiendo el tejido afectivo y solidario, por lo que es importante cuidar los procesos emocionales. El feminismo es de los pocos movimientos que han trabajado el tema y que está en condiciones de enfrentarse a este trabajo.

Lxs asistentes coincidimos en valorar el encuentro muy positivamente. Es la primera vez que nos reunimos para reflexionar y debatir sobre este tema, y como quedó claro en todas las intervenciones y el animado debate de después, teníamos mucho que compartir.

VíDEO (por Andrea Ortega):
https://youtu.be/JY5MFX_hjUU

5. ANALIZANDO LA SEGURIDAD Y LA ACCIÓN

we-can-do-it

http://defenderaquiendefiende.org/jornadas-seguridad-activismo-y-derechos-humanos-hacia-la-creacion-de-un-espacio-seguro-para-la-defensa/

 

6. Informe “Repressió i Gènere. Resistencies i aportacions a la lluita anti-represiva des dels feminismes”

Nuestra compañera Marta Mato, con la colaboración de otras compañeras de Stop Represión, ha participado en este informe de la Plataforma Defender a quien Defiende junto a Novact, U(o)rdint y la fundación Calala-Fondo de Mujeres.

El informe tiene la finalidad de aproximarse a la relación entre represión y género. Gira en torno a tres ejes prundamentales: en primer lugar, se presta atención a la utilidad de la óptica feminista para comprender el fenómeno de la represión ejercida por el estado. En segundo lugar, atiende a los impactos psicosociales y a la importancia de poner en el centro los cuidados en tanto que son mecanismos de reparación y acompañamiento impulsado desde la visión feminista. Y en último lugar, se centra en el impacto de la represión estatal a las mujeres y a los movimientos feministas

Puedes descargar el informe “Repressió i Gènere. Resistencies i aportacions a la lluita anti-represiva des dels feminismes”

 

portada_repressio

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: