Por la libertad de expresión, SIN MORDAZAS!! 17 marzo, 18h (Pza Mariana Pineda).

SinMordazas2018 megafono REDES.jpg

El próximo 17 marzo, junto con otras muchas ciudades del Estado, Granada saldrá a la calle a gritar por la libertad de expresión, el fin de las leyes que nos amordazan y la libertad y absolución de las personas condenadas por expresar lo que piensan.

En los últimos años, hemos visto cómo nuestras libertades y derechos fundamentales han sido amordazados gracias a un sistema judicial endurecido. Tras varias reformas, se ha tornado cada vez más arbitrario y falto de garantías, y se ha centrado en criminalizar la protesta social, la pobreza, la migración o cualquier colectivo o individualidad que no sea útil al sistema.

La Ley Mordaza, la reforma del Código Penal y la Ley antiterrorista, junto con delitos tan ambiguos como el enaltecimiento del terrorismo, las ofensas al sentimiento religioso o las injurias a la corona, han amparado que artistas acaben en la cárcel por hacer rimas, que twitteros sean condenados por hacer chistes en la redes sociales o que personas hayan acabado en prisión preventiva por ocupar viviendas como respuesta a la crisis habitacional que sufrimos.

Casos como los de Valtonyc, La Insurgencia, Pablo Hassel, Casandra Vera, Boro HL, los 27 y mes, los titiriteros, el coño insumiso, y otros tantos, han hecho que, a día de hoy, muches artistas, activistas, periodistas y profesionales de la información… se pregunten si su creación artística o actividad puede acarrear consecuencias legales.

Nuestra creatividad, libertad de expresión y creación, así como nuestro derecho a protestar antes las injusticias sociales están siendo claramente coartadas y amordazadas.

La respuesta punitiva del Estado se apoya en el concepto de Derecho penal del enemigo. Se sancionan penalmente conductas, sin que se produzcan y se castiga a la persona no por ser autora de un hecho delictivo, sino por considerarla peligrosa para el sistema y potencialmente capaz de realizar dicho hecho. Bajo esta premisa, y dado lo amplio del concepto, muchas personas y colectivos pueden ser considerados como peligrosos y, por lo tanto, sancionados.

Pero no sólo estas leyes estatales amenazan nuestras libertades. Normas como la Ordenanza Municipal para la Convivencia de ciudades como Granada, Barcelona o Valladolid, suponen un control sancionador de muchos aspectos de nuestra vida. Estas ordenanzas regulan y multan actividades como comer y beber en la calle, la venta ambulante, jugar en la calle, la mendicidad, o la actividad de las trabajadoras del sexo. En definitiva, estas normativas prohíben casi cualquier actividad que no sea consumir en establecimientos privados. Además, penaliza y excluye a colectivos o personas que cuestionan el sistema con sus prácticas, que no pueden o no quieren ser parte de una ciudad pensada para ser consumida, y no habitada.

Por todo esto, el 17 de marzo vamos a gritar bien alto que no vamos a permitir que nuestras vidas sean amordazadas. Saldremos a las calles para exigir que nuestros derechos a la protesta, a expresarnos libremente, a reunirnos, a habitar, a convivir y a ejercer el apoyo mutuo en nuestras ciudades y pueblos no nos sean arrebatados. Es el momento de volver a salir a las calles para mostrar nuestro rechazo a las múltiples leyes Mordazas y presionar para que se garantice el libre ejercicio de los derechos humanos y fundamentales, vulnerados por estas leyes. Es el momento de salir a exigir la absolución y la libertad de las personas condenadas por estas leyes, porque sin libertad de expresión no hay democracia.

Es el momento, es nuestro momento.

¡Defendamos nuestros derechos ejerciéndolos!

#Desamordázate

Anuncios

Los comentarios están desactivados

A %d blogueros les gusta esto: