Stop Represión Granada responde a las falsas acusaciones publicadas en el diario “El Mundo” el 10/02/2014.

Carta abierta al diario “El Mundo”, al ministro del Interior Fernández Díaz y a la sociedad.

Ayer, el grupo Stop Represión de Granada del 15M, tuvo conocimiento a través de un artículo publicado en el diario El Mundo, de un informe de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en el que se nos señala, entre otros, como integrantes de grupos anti sistema con una supuesta táctica de participar en asambleas y reuniones de colectivos ciudadanos pacíficos y fomentar una deriva hacia la violencia.

Es por ello, que no queremos dejar pasar esta oportunidad para dirigirnos al máximo responsable  de estos informes policiales (señor Fernandez, Ministro del Interior) y de este modo, públicamente, aclarar con datos de primera mano la falsedad de tales  informes policiales y tratar de comprender las sesudas elucubraciones que les han llevado a verter tales acusaciones sobre nuestra “peligrosa” labor social.

En primer lugar, señor Fernández, queremos aclarar que la noticia no nos ha sorprendido. Lo sentimos si ésta era su intención. Y si no lo ha hecho es porque llevamos dos años denunciando públicamente lo que tanto usted como el anterior ministro del Interior (el señor Rubalcaba) están haciendo: retorcer la legalidad para poner todas las herramientas de un Estado que pagamos todos y todas al servicio de su ideología y los intereses de los poderosos. Si no fuera así nadie podría entender que desde el surgimiento del 15M y pese a las numerosas pruebas, ningún responsable político haya dimitido ante la conculcación de derechos fundamentales y la violencia que la policía por usted controlada ha ejercido. Que haya sentencias judiciales y denuncias de organizaciones como Amnistía Internacional que respaldan estas afirmaciones sabemos que tampoco les importa.

Desde que surgió el 15M, hemos sufrido el acoso y derribo tanto de una parte de la prensa (entre la que se encuentra el mencionado diario el Mundo, vocero en esta ocasión de esas alcantarillas del poder de las que se jactan de combatir) como de todas las instancias políticas. Y, señor Fernández, lo entendemos. Entendemos que para todos ustedes que viven del trabajo de otros, que en su vida tendrán que verse despedidos o desahuciados (o si lo hacen, será en diferido y, quizá, en forma simulada), la violencia y la mentira son un arma para defender sus intereses.

Desde que nacimos hace dos años, al calor de las innumerables multas que el subdelegado de gobierno socialista de nuestra ciudad impuso a cientos de personas por parar desahucios, hacer asambleas en plazas y manifestarse de forma pacífica, hemos dedicado la mayor parte de nuestro tiempo a ayudar a estas personas a hacer frente tanto al pago como al recurso judicial de estas sanciones. En estos dos años no hemos tenido tiempo para llevar a nuestros hijos a Disneyland a cargo de la trama Gürtel, tampoco hemos podido recibir ningún sobre con dinero negro, ningún traje o mariscada, nadie nos ha regalado un ático en Marbella ni hemos encontrado un fiscal que nos defienda como si le fuese la vida en ello. Quizá no pueda entenderlo, pero en el mundo real la única ayuda que podemos encontrar es la que nos damos unos a otros, nada nos llueve del cielo (ni siquiera esos miles de euros de confeti habituales en los cumpleaños de sus hijos).

En el mismo sentido este colectivo social vienen denunciando desde hace meses la existencia de “listas negras” policiales de activistas políticos. Para demostrar la arbitrariedad de estas prácticas, tan profundamente antidemocráticas, hemos pedido los expedientes policiales de todos los multados en el marco de nuestras protestas. Cuál ha sido nuestra sorpresa al encontrarnos que ninguno de estos activistas (ni uno solo) tiene antecedentes policiales. Con Franco, en estas listas se recogía a la gente que “tenía ideas” ¿lo recuerda, señor ministro? La pregunta es: si no hemos cometido ningún delito por qué la policía tiene ficheros de las personas que colaboran en los movimientos sociales, ¿qué temen?

Comprendemos señor Fernández, como también comprendemos al grupo editorial Orbyt, el miedo que les genera que la gente se autoorganice y deje de necesitarles. Sí, porque si para algo ha servido el movimiento del 15M es para demostrar a millones de personas que unidas tienen la razón, que no hay un programa político más decidido a apostar por el bienestar de la ciudadanía que el que ella misma elabora y que no hay más verdad que la verdad. Y ustedes, ejecutores unos, cómplices otros, tratan de asustar con sus calumnias. Lo sentimos, por ahora no nos han asustado, porque nada puede asustar a quien lucha por lo justo y este pueblo cada día es más consciente de que sólo luchar le queda.

Asociar a un grupo del 15M de Granada con las protestas de Gamonal es tan ridículo como todo su artículo y demuestra que no han entendido nada. El alcalde de aquella localidad sí pareció haber entendido claro el mensaje: si gobiernas contra la mayoría social, ésta se va a rebelar. Por el camino que ha llevado su gobierno, ni todos los medios de comunicación del planeta van a conseguir que el pueblo de este país se calle. Nos podrán llamar violentos, nos podrán asociar con ETA o con Al-Qaeda, podrán difamar con todo su arsenal mediático, pero sus mentiras tienen fecha de caducidad. Deberían entender que su violencia y su falsedad son parte del pasado.

Por último, señor ministro y señores responsables editoriales del diario El Mundo, sólo queríamos reafirmarles nuestra firme voluntad de seguir luchando por la justicia, la verdad y la libertad y, por tanto, en contra de la impunidad, la falsedad y la represión.

Sentimos orgullo al decir que esa exigencia de equidad y justicia hoy pasa por derribar los privilegios económicos y legales de los que disfruta la clase política y las elites económicas. Es decir señor Fernandez, aunque trate de impedirlo seguiremos luchando para que todos tengamos la misma edad de jubilación, la misma cobertura sanitaria pública y gratuita, una educación pública de calidad, porque todas las mujeres ejerzan su maternidad libremente (puedan o no pagarse un viaje a Portugal o Francia), porque todas las personas tengan acceso a una vivienda y un trabajo dignos y, en definitiva, porque todos y todas disfrutemos de una vida plena.

Escrito de la asamblea del grupo Stop Represión 15M de Granada en respuesta al artículo publicado en El Mundo por Joaquín Manso el 10 de Febreo de 2014

http://www.elmundo.es/espana/2014/02/10/52f82cf7268e3ea61a8b456b.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: